Las Ojeras y los productos para eliminarlas

Te Contamos Los Mejores Remedios

Uno de los problemas más comunes de la estética facial es la presencia de ojeras, estas sombras oscuras debajo de los ojos pueden aparecer a cualquier edad, por diversas causas.

Aunque la mayoría de las veces las ojeras son producto de una mala noche o haber estado en situación de agotamiento o estrés, también es posible que sean el reflejo de alguna enfermedad.

 Para eliminarlas existe una gran variedad de posibilidades; lo importante es determinar el origen del problema y seguir las pautas más efectivas a fin de lograr su definitiva desaparición.

 

¿Qué son las ojeras y por qué aparecen?

Las ojeras constituyen alteraciones en la tonalidad de la piel, debajo los párpados inferiores.

La coloración que presentan puede ser grisácea, azulada o morada.

Lo más frecuente es que aparezcan esporádicamente; sin embargo, en algunas personas están presentes casi de manera permanente.

En principio, la razón por la que aparecen en los párpados inferiores obedece a que la piel de esta zona es muy fina y sensible.

Además en los párpados inferiores es menor la presencia de colágeno, por lo que se distiende la piel con mayor facilidad.

Todo esto ocasiona que los tonos de los vasos sanguíneos se hagan evidentes al dilatarse.

 Por lo general las ojeras no representan un problema más allá de lo estético; pero en ciertos casos pueden estar vinculadas con alguna condición que afecte a la salud.

 

Causas de las ojeras

  • Cambios hormonales: generados por el embarazo y la menstruación. También algunos desequilibrios hormonales pueden estar relacionados con la aparición de las ojeras.
  • Alimentación inadecuada: pues la alimentación incide en todos los aspectos de nuestra salud. En caso de un déficit en la ingesta de alimentos que contienen hierro, podría producirse una anemia que sería causa de ojeras.
  • Problemas circulatorios: considerando que la razón principal de las ojeras es la dilatación de los vasos sanguíneos, los problemas de circulación pueden estar detrás de su aparición.
  • Retención de líquidos: que puede relacionarse con enfermedades de tipo autoinmune y procesos de inflamación del cuerpo.
  • Factores hereditarios o genéticos: por lo que algunas personas tienen mayor propensión que otras a su aparición.
  • Alergias: como resultado de la exposición o ingesta de algún alérgeno que activa la congestión de los vasos sanguíneos debajo de los ojos.

 

Tipos de ojeras

De acuerdo a la naturaleza de su aparición, se tienen diferentes tipos de ojeras:

 

Ojeras transitorias

Son las más comunes, causadas por falta de sueño, estrés o cansancio. Se caracterizan por su color azulado y tienden a desaparecer con el descanso.

Ojeras por pérdida de elasticidad en la piel

  • Aparecen debido al envejecimiento, exposición solar acumulada, excesiva gesticulación y deshidratación de la piel del párpado.

Ojeras de coloración

  • Se deben al aumento de melanina en la piel de los párpados, a causa de nuestra genética o por eccemas repetidos.

Ojeras hundidas

  • Son muy notorias pues forman un surco que va desde el canto interno del ojo hasta la mejilla. Se producen por lo general a consecuencia del envejecimiento.

Ojeras por problemas circulatorios

  • Se deben a la dilatación de los vasos sanguíneos al presentarse alteraciones en la circulación sanguínea. Su color puede ser morado o azul.

 

¿Cómo eliminarlas?

Si bien es cierto que es posible mitigar el contraste entre el color de las ojeras y el tono natural de la piel usando un corrector de ojeras, siempre será mejor eliminar este problema.

Existe una gran variedad de tratamientos: desde métodos caseros hasta intervenciones médicas por casos complicados.

 Lo ideal es probar en principio con sencillos remedios que se pueden realizar en casa.

 

Remedios caseros para quitar las ojeras

  • Colocar bolsitas de té verde en las ojeras, ya que gracias a las sustancias antioxidantes que posee reducen su extensión.
  • Apoyar los dedos en las sienes, cerrar con fuerza el parpado por 10 segundos, repitiéndolo 5 veces con cada ojo para finalmente cerrar ambos y relajar el rostro durante un minuto.
  • Colocar rodajas de pepino sobre los ojos cerrados, pues humectan y relajan la piel.
  • Aplicar compresas de agua fría cuando los ojos estén hinchados.
  • Colocar unas gotas de aceite de almendras en el contorno de los ojos para relajar la zona.
  • Dormir boca arriba con el fin de que la sangre circule mejor.

También puedes colocar dos cucharas en el congelador y presionarlas suavemente sobre los ojos. El frío es buen descongestionante.

Además de estas sencillas prácticas, es importante tener en cuenta algunos otros consejos para eliminar las ojeras.

 

¿Es lo mismo ojeras y bolsas en los ojos?

Tantos las ojeras como las bolsas en los ojos producen efectos antiestéticos en la misma zona.

Pero se trata de dos reacciones distintas, generadas por causas diferentes.

Al tratarse de bolsas debajo de los ojos, estas no son más que una hinchazón producto de la pérdida de tono muscular en el área, con la posterior flacidez de esa zona.

Por lo general aparecen por un exceso de grasa o toxinas en la parte inferior de los párpados, lo que hace que se inflame la zona.

 La principal diferencia radica en que las bolsas surgen por la acumulación de sustancias como líquidos y grasas, mientras que las ojeras aparecen por cambios en la coloración de la piel.

 

Otros consejos para eliminar las ojeras

De acuerdo a cada caso particular, se deben seguir las recomendaciones de los especialistas.

Sin embargo, a continuación te dejamos algunos tips que te ayudarán en este sentido.

  • Puedes tratar las ojeras hiperpigmentadas con activos despigmentantes que contengan retinol y antioxidantes, como la vitamina C y E.
  • En el caso de las ojeras hundidas, puedes utilizar ácido hialurónico como contornos de ojos.
  • Para las ojeras por elasticidad, se aconseja usar contornos de ojos con vitamina C y E, retinol o ácido hialurónico. Puede combinarse con tratamientos dermatológicos como la radiofrecuencia.
  • Las ojeras vasculares son de color violáceo. Pueden utilizarse tratamientos de oxigenación como la carboxiterapia y también contornos de ojos con vitamina K.